Bass birthday – cumpleaños de bajo! (English-Español) « Andres Rotmistrovsky
Aug 2011 02

A day like today in 1996 was the first time I ever played a bass guitar – I had already played in my imagination and with my father’s classical guitar, but that day 15 years ago was when I bought my first bass. Ever since then, music has always been essential in my life.

As a child I was constantly exposed to many different art forms. Both my parents had studied classical music when they were young and my mother had actively been engaged in painting and other visual and conceptual art forms.

Andres’ first Jazz Concert, Buenos Aires 1996

On my earliest memories I was already fascinated by drawing, spending hours daily in creating characters and comic-like stories. Even on elementary and high school, I would study with drawings. That was the best way I found to understanding and processing information, words seemed to fly away while visual ideas fit better on logic mind and my train of thought.

Music has been ever present at home, my parents music collection had a variety of Classical, Rock, Jazz, Folk and Tango music. My first favorite album was “Age Machine” by British Symphonic-Rock band “Spirit of John Morgan” – I loved the album’s artwork too!

My dearest memory with music was when I would listen to the Brandenburg Concertos by Johann Sebastian Bach with my father while he would tell me a different story with every tune, connecting music with the feelings of story-telling.

Around age 12 I started to be interested in playing music. My best friend in school was ‘the musician’ in the class, he would play guitar and flute, I the idea of playing music really appealed to me.

Some friends at school and I formed a not-too-serious band, I was the singer.  While that band didn’t last long, I discovered that for years I have loved the profound sound of a bass, without knowing that it really existed as an instrument. At that time in Buenos Aires, there were not many sources available for me to really understand much about bass guitars or bass playing – I found in all bass world a degree of mystery that really fascinated me.

After months of constantly listening to Sgt. Peppers’ Lonely Hearts Club Band by The Beatles – I discovered that I could unplug a speaker and listen to the isolated bass track in some songs – I decided to take bass guitar lessons.

Andres recording his first album – Buenos Aires 1997

Walking in Buenos Aires, hunting for bass lessons I found a flyer laying on the ground (kids, do not pick up stuff from the ground!). A flyer that promoted bass lessons with Roberto Moreno, an amazing teacher, musician and person. I am so grateful that he was my first teacher; besides the fact that he taught me how to play the bass, he also awarded me a full scholarship to join a Jazz Ensemble Class at a local school of music, only 6 months after I started playing bass.

The first day I played a bass guitar was the day I bought my first bass, I was already certain that bass was going to play an important role in my life. 15 Years ago from today, on August 2nd 1996 was the day when it all started!

I wish the best to you all, thanks for reading. Follow your dreams and believe in yourselves!

Andres Rotmistrovsky

——————————————————————————————–

Un día como hoy en 1996 fue cuando toqué un bajo por primera vez; ya había tocado en mi mente, y como si la guitarra de mi padre con imaginación fuera un bajo. Hace 15 años me compré mi primer bajo. Desde ahí en adelante la música siempre tuvo un papel esencial en mi vida.

De niño estuve constantemente expuesto a diversas formas artísticas. Ambos mis padres de jóvenes habían estudiado música clásica, y mi madre siempre envuelta en la pintura, arte visual y conceptual.

Andres with one of his first bands – Buenos Aires, 1997

Mis primeras memorias cuentan con momentos de mucha creatividad que yo explayaba en el dibujo; pasaba muchas horas diarias dibujando, creando personajes e historias al estilo de historietas. Inclusive en mi curso por la escuela primaria y secundaria siempre estudié con dibujos, esa fue la mejor manera en la que encontré para comprender y procesar información. Las palabras parecían ¨volarse¨ más, mientras que las ideas visuales encajaban mejor en la lógica de mi pensamiento.

La música, siempre presente en mi casa, por medio de una colección grande que incluía discos de Música Clásica, Rock, Jazz, Folklore y Tango. Mi primer álbum favorito fue ¨Age Machine¨ de la banda británica de Rock-Sinfónico ¨Spirit of John Morgan¨ -  Me encantaba también el arte del disco!

Uno de los recuerdos más preciados de la música, era cuando escuchaba a los Conciertos Brandemburgueses, de Johann Sebastian Bach, junto a mi padre. El me contaba una historia con cada tema, enseñándome -quizás él sin saberlo- a conectar las estructuras de un tema con los sentimientos.

A los 12 años de edad me empezó a ¨llamar¨ la idea de tocar música. Mi mejor amigo en la escuela era ¨el músico¨ de la clase, él tocaba guitarra y flauta, para mi la idea de tocar música empezó a tener mucha importancia.

Justo a otros amigos de la escuela, formamos una banda no muy seria, yo era el cantante! A pesar de que la banda no duró mucho,  descubrí en esa época, que por mucho años me había fascinado el sonido de un bajo, sin saber realmente que existía un bajo como instrumento. En ésta época en Buenos Aires, no había muchas fuentes de información que me puedan ayudar a entender cuestiones de bajos o de tocar el bajo – encontré en éste instrumento una dósis de misterio que realmente me atrapó.

Luego de meses de escuchar constantemente el disco Sgt. Peppers’ Lonely Hears Club Band de Los Beatles – había descubierto que desenchufando uno de los parlantes, se podía escuchar el sonido del bajo aislado de otros instrumentos – Decidí tomar clases de bajo.

Andres with Hector Lopez Furst – Buenos Aires 2001

Caminando por Buenos Aires, en búsqueda de opciones para clases de bajo encontré en el piso (chicos: no levanten cosas del piso!) un cartel de clases de bajo, dictadas por Roberto Moreno. Roberto es un profesor, un músico y una persona excepcional. Me siento muy afortunado de que él haya sido mi primer profesor. Además del hecho de que me enseñó a tocar el bajo, fue él quien me premió con una beca completa para estudiar en un ensamble de Jazz en una escuela de música local, después de sólo 6 meses desde que había comenzado mis clases de bajo.

El primer día en donde toqué un bajo fue el día en que me compré mi primer bajo. Ya estaba muy seguro de que el bajo y la música iban a tener un rol principal en la historia de mi vida. Hoy hace 15 años, un 2 de Agosto de 1996 fue el día en donde todo comenzó.

Les deseo lo mejor a todos, gracias por leer. Sigan a sus sueños y crean en ustedes mismos!

Andrés Rotmistrovsky

http://andresrotmistrovsky.com/wp-content/plugins/sociofluid/images/digg_32.png http://andresrotmistrovsky.com/wp-content/plugins/sociofluid/images/stumbleupon_32.png http://andresrotmistrovsky.com/wp-content/plugins/sociofluid/images/delicious_32.png http://andresrotmistrovsky.com/wp-content/plugins/sociofluid/images/google_32.png http://andresrotmistrovsky.com/wp-content/plugins/sociofluid/images/myspace_32.png http://andresrotmistrovsky.com/wp-content/plugins/sociofluid/images/facebook_32.png http://andresrotmistrovsky.com/wp-content/plugins/sociofluid/images/twitter_32.png

Comments

Powered by Facebook Comments

1 Comment

  1. Carlos Andrés says:

    ¡Me matás! Me encantó tu historia, muy linda. Se nota que desde el mero principio lo tuyo fue esto. Espero que sigas creciendo mucho más musicalmente y como persona. Saludos y un fuerte abrazo.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.